ÓPERA Y ZARZUELA EN EL CASTILLO DE BELLVER

Una vez acabado el concierto, aún se pueden escuchar en los rincones del Castillo de Bellver los largos aplausos que bautizaron de otro éxito más el cuarto concierto de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares, junto con Josep Bros, bajo la magnífica batuta de Pablo Mielgo, el 23 de julio a las 21:30 horas.

Después del extraordinario concierto que realizó la Sinfónica la semana pasada, junto con el brillante solista y director Julian Rachlin, ayer volvió a maravillar al público de Mallorca con óperas y zarzuelas. Se vio a una orquesta compacta y sublime en cada una de sus filas. Un trabajo gracias a la gran calidad de sus músicos y a la dirección del director titular Pablo Mielgo. De esta forma, dieron luz a la noche en el Castillo de Bellver.

El bel canto es un término operístico que denomina un estilo vocal que se desarrolló en Italia a finales del siglo XVII hasta mediados del XIX. Una técnica que ejecuta y ejecutó a la perfección Josep Bros en otra noche mágica en Palma de Mallorca. El excelente tenor interpretó en la primera parte piezas de ópera de G. Donizetti, J. Offenbach, J. Massenet, F. Cilea, y G. Verdi. No solo maravilló a todo el público con su prodigioso dominio del bel canto sino que también, en una segunda parte de zarzuela con las obras de A. Vives, R. Sotullo, P. Vert, P.Luna, J. Guerrero, F. Moreno Torroba, R. Chapí i J. Serrano.

El 30 de julio, tendrá lugar el quinto concierto del ciclo Estius Simfònics, donde el público podrá disfrutar de la Sinfónica, el violinista Ervis Gega, el violonchelista Alexander Hülshoff y del pianista Enrique Bernaldo de Quirós. Un concierto bajo la batuta de Joji Hattori.