ALUMNOS DE LA SINFÓNICA: “ES UNA EXPERIENCIA BONITA E INCREÍBLE”

Joaquín Sanz (oboísta del Conservatorio Superior de las Islas Baleares), Alejandro Martín (Violonchelista de la JONDE) y Allison Chávez (trompista de la NRW de Alemania) son tres de los 14 alumnos que participarán en la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares en el décimo concierto de temporada. Con ellos comentamos qué tal esta siendo la experiencia de colaborar junto con la orquesta:

P: ¿Cómo estáis viviendo todas estas colaboraciones con la OSIB?

Alejandro: La verdad es que está siendo una bonita experiencia. La gente es muy acogedora y da gusto estar haciendo algo que te gusta en este entorno. Estoy muy ilusionado.

Joaquín: El trato es lo mejor. Aquí hay gente que lleva mucho tiempo como profesional y que nosotros que, somos chavales, que apenas hemos tocado obras de esta magnitud que te ayuden tanto es de agradecer.

Allison: Es una experiencia increíble. No se puede describir. Aprendes mucho.

P: ¿Qué es lo que más estáis aprendiendo?

Allison: Desde el primer ensayo de la orquesta ves que el nivel ya es de concierto, mientras que en una orquesta de estudiantes no ocurre eso. Siempre hacen falta dos o tres ensayos para que el conjunto se acople.

Joaquín: Como bien dice Allison, ya ves un nivel de concierto. La diferencia principal es el estar al 100% siempre, estar concentrado desde el primer instante.

Alejandro: Si quieres dedicarte a ser músico de orquesta te ayuda a conocer lo qué es y a prepararte mejor de cara a unas posibles pruebas.

P: Supongo que también es muy importante el conocer gente de otros países que están teniendo la misma oportunidad…

Desde luego que sí, porque de esta forma podemos compartir nuestras experiencias y eso siempre te ayuda a formarte. Cada uno de nosotros tenemos influencias distintas y está muy bien conocerlas y compartirlas porque nos enriquece más todavía.

P: Para los que venís de fuera ¿cómo os habéis sentido estos días en Mallorca?

Alejandro: El cambio del tiempo para mi es increíble. Vengo de Suiza donde esta todo siempre nublado o lloviendo, todo lo contrario a Mallorca. Y con la organización un trato excelente, al igual que todos los integrantes de la orquesta.

Allison: A mi en cuanto al tiempo me pasa igual que Alejandro. El paisaje y el clima de Mallorca es increíble. Si tuviera la suerte de encontrar aquí un empleo, en este paraíso, sería muy afortunada.

P: ¿Consideráis que este tipo de proyectos deberían de tener continuidad en un futuro?

Alejandro: Desde luego que sí. Permite que a todos los estudiantes que ya estamos en el último nivel antes de entrar en el mundo profesional, tengamos el contacto con lo que nos podamos encontrar el día de mañana a nivel profesional.

Joaquín: Lo que te da es más experiencia para el primer día que estés en una orquesta ocupando tu puesto de trabajo y que no te encuentres al principio un poco perdido. Tu bagaje de repertorio se amplia ya que este tipo de obras es muy difícil de interpretar en orquestas de conservatorio más que nada por el número de músicos que se necesitan para ello.
Y por supuesto que, cuantos más proyectos similares a este se realicen mejor.

Allison: Es un proyecto genial para estudiantes. Estaría bien que todos tuvieran la oportunidad. Aprendes tanto en tan poco tiempo…