CONCIERTO SEMI-ESCENIFICADO DE LA ÓPERA SALOMÉ

Temas bíblicos, eróticos y dramáticos serán protagonistas en el Teatro Principal los días 10 y 13 de marzo con la representación de Salomé (versión concierto semi-escenificado). La Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares, junto con las voces de Nicola Beller- Carbone, Peter Svenson, Iris Vermilion, José Manuel Sánchez, Frédérique Sizaret, Bartomeu Bibiloni, Joan Miquel Ribot, Antoni Aragón, Antoni Lliteres, Roger Berenguer, Joan Carles Falcó, Josep Miquel Ribot, Miguel Sola y Bartomeu Bibiloni serán los encargados de representar el título de ópera de Strauss. Dos funciones bajo la dirección musical de Guillermo García-Calvo y la dirección escénica de Jaume Martorell.

Salomé es una ópera en un acto con música y libreto (en alemán) de Richard Strauss. La ópera fue estrenada el 9 de diciembre de 1905 en el Königliches Opernhaus de Dresde. Uno de los fragmentos más conocidos es la “Danza de los siete Velos”, la escena final donde Salome le declara su amor a la cabeza cortada de Juan Bautista. El compositor alemán se basó en el drama de Salome que escribió Óscar Wilde en francés. El dramaturgo irlandés, a su vez, se inspiró en el pasaje bíblico de Juan Bautista.

La historia narra la relación de amor y odio entre Salomé y Juan Bautista que transcurre en el Palacio del emperador Herodes Antipas, en Jerusalén, en un contexto de amor, bondad, odio, corrupción, frustración e histeria. Todo ello influenciado por una evidente carga de sensualidad y erotismo.

Richard George Strauss es un compositor alemán cuya trayectoria abarca desde el romanticismo hasta la mitad del siglo XX. A finales del siglo XIX se dedicó como compositor a la ópera. El estreno de Salome tuvo fuertes críticas que tuvieron que cancelarse algunas representaciones. Sin embargo, en otros lugares sí que gustaron las desavenencias que muestran este título de ópera.