JAVIER PERIANES VUELVE A MALLORCA PARA INTERPRETAR SAINT-SAËNS

En el duodécimo concierto de temporada de la OSIB, el público no solo disfrutará de la calidad de la orquesta, sino que también del pianista Javier Perianes, ganador del Premio Nacional de Música 2012 concedido por el Ministerio de Cultura de España. Javier Perianes ha sido descrito como “un pianista de impecable y refinado gusto, dotado de una extraordinaria calidez sonora” (The Telegraph). Su carrera internacional abarca cinco continentes con conciertos que van desde el Royal Festival Hall de Londres al Carnegie Hall de Nueva York, el Théâtre des Champs Élysées de París, la Philharmonie de Berlín, el Great Hall del Conservatorio de Moscú o el Suntory Hall de Tokio.

Para conocer un poco más a Javier Perianes, hablamos con él acerca del duodécimo concierto de temporada de la OSIB, en el que participará, y de su trayectoria profesional.

P: Podríamos comenzar la entrevista sabiendo cómo se introdujo en este mundo…

R: Yo procedo de un pueblo muy pequeñito que se llama Nerva (Huelva), tiene cinco mil habitantes. Cuando tenía ocho años hacían falta niños para la banda del pueblo. Hacían campañas para que la gente se apuntara y fue una cosa que me interesó. Empecé con el clarinete y antes de que me comprara un requinto, en un verano, una de mis tías me llevó a un hotel que habían hecho nuevo en la playa de Huelva y me enseñó un piano de cola. Me impresionó muchísimo por el sonido que producía. A partir de ahí cambié de idea y empecé a estudiar el piano.

P: El próximo jueves interpretará el concierto núm.5 de de Saint-Saëns, denominado como “El Egipcio” ¿Esta pieza supone un viaje sensorial?

R: Saint- Saéns era un compositor viajero. Pasó mucho tiempo en Las Palmas, en Egipto… y desde luego es interesante ver como en este concierto se percibe un olor a música española de inspiración árabe en el segundo movimiento. En el tercer movimiento se reflejan el sonido de los barcos que van por el Nilo, ese sonido repetido de los motores. Es un concierto temático y absolutamente divertido.

Saint-Saëns era un gran pianista y a lo largo de sus obras hay muchos desafíos. Toda esta temática que hemos dicho está salpicada por un buen gusto en la orquestación realmente extraordinario. Tiene elementos de la música francesa mezclado con elementos claves descriptivos.

P: ¿En qué etapa musical ubicaría esta obra: en el clasicismo, precursora del neoclasicismo o romanticismo medio?

R: A pesar de que hay un canon clásico por la composición del concierto, la obra se encuentra en un punto mucho más cerca del romanticismo.

P: ¿Cómo ha ido la vuelta a Mallorca?

Una maravilla, esto es un paraíso. La lástima es que por compromisos profesionales no me puedo quedar más tiempo.

P: ¿Qué es lo que más ha aprendido de trabajar con directores de la talla de Daniel Barenboim, Charles Dutoit, Zubin Mehta, Lorin Maazel?

R: Todas han sido experiencias preciosas que te aportan muchas cosas a nivel profesional como personal. Todo, a mi edad me supone un gran aprendizaje, y evidentemente me siento un privilegiado.

P: ¿En qué momento de su vida se encuentra Javier Perianes?

R: No soy de esas personas que me paro a pensar dónde estás. Lo único es seguir haciendo lo que hago con toda la honradez posible. Me gustaría pensar que ese chico curioso que salió de su pueblo a los 18-19 años para irse a Madrid siga viajando conmigo. Esa curiosidad y ganas de aprender.