LA SINFÓNICA ABARCA TODO UN MUNDO EN EL PRIMER CONCIERTO DE TEMPORADA

Ayer, en el Auditórium no cabía un alfiler sobre el escenario. Muchos artistas de gran talento que conmovieron al patio de butacas. La Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares arranca la nueva temporada sinfónica por todo lo alto. Solo se interpretó una obra, pero qué obra..! La tercera sinfonía de Mahler. Un titán sonoro, una obra maestra que inundó de sonido el auditórium de Palma.

Para esta obra, la Sinfónica contó con su extraordinaria Academia. Veintiséis alumnos de estudios superiores de música, tocaron junto a todos los músicos de la orquesta. Estos programas de alta cualidad se convierten en toda una experiencia para futuros profesionales. Los alumnos de la Academia no solo disfrutaron de compartir escenario con la orquesta, sino que también, con la extraordinaria mezzosoprano, María José Montiel; la Coral Universitat de las Islas Baleares y la Coral Infantil Onzequinze de Joventuts Musicals de Palma.

El público disfrutó de grandes artistas que interpretaron una tercera sinfonía de Mahler descomunal. Como dijo el propio compositor “Una Sinfonía debe ser como el mundo. Debe abarcarlo todo”. Seis movimientos son los que componen el mundo que creó Mahler con esta obra. Un viaje que comienza con la naturaleza inanimada hasta llegar al Amor de Dios.

Una perfecta orquesta, una magistral María José Montiel y una extraordinaria Coral pusieron en pie a un abarrotado Auditórium. De forma grandiosa, la Sinfónica de las Islas Baleares da la bienvenida a una temporada fantástica que no se pueden perder.

El próximo concierto será el 29 de octubre junto al cantante Raphael, y la próxima velada de temporada el 10 de noviembre junto al jovencísimo violinista Ziyu He.